Elementos decorativos

Molduras y complementos de escayola para techos y paredes

Descubre los diferentes complementos de escayola que se utilizan para decorar techos y paredes como molduras, escocias, baquetones o rosetones,  en que se diferencian y sus diferentes formas y tamaños.

El factor fundamental para la elección del tipo de moldura es la altura del techo siendo las más grandes para techos altos y pequeñas para pequeños espacios o techos bajos, decorando el perímetro sin cortes que interfieran en su continuidad. 

 

Este tipo de elementos decorativos vuelven a ser tendencia en la actualidad, generalmente en tonos blancos y espacios amplios y con la posibilidad de ser combinados en una misma vivienda o estancia.

 

Escocias, molduras de mayor tamaño para remate perimetral en el encuentro de techo con paredes. Ideal para techos altos y grandes espacios. Se disponen con diferentes acabados y tamaños lisos o con dibujos ornamentales tallados dependiendo del entorno.

Molduras pequeñas, por su menor tamaño se aconseja para estancias más pequeñas de techos más bajos y al igual que las escocias se disponen en diferentes tamaños y acabados.

ePaper
Complementos decorativos de escayola

Compartir:

Escocia nº3

Media caña

Escocia nº1

Pecho Paloma

Escocia nº2

Decorada

Moldura nº1

Media caña

Moldura nº2

Escalones

Moldura nº3

Pecho paloma

El baquetón decora paredes y techos creando líneas y contornos. El baquetón en techo generalmente suele colocarse en paralelo a la moldura y en paredes a media altura o creando contornos como en esta imagen.

Los Florones o rosetones son un complemento generalmente de forma redondeada para decorar y enaltecer por ejemplo, puntos de luz en el cuelgue de una lámpara

Baquetón nº1

Modelo plantilla

Baquetón nº2

Modelo olas

Florones centro

Liso

"Los elementos decorativos de escayola deben guardar un equilibrio con su entorno. Factores como el mobiliario, tipo de vivienda, estilo, amplitud o altura influye en la elección del tipo de complemento para cada techo o pared"

Sobre su colocación:

 

Para su colocación se utiliza pegamento cola de escayola. La masa debe ser una mezcla proporcional de agua y cola sin ser muy espesa ni muy líquida para facilitar el pegado y corrección de posición de la moldura antes del secado, ya que deben formar líneas rectas respetando el perímetro de la habitación.

 

Antes de pegar al techo o pared debemos trazar plantear las líneas, para ello utilizar un tira líneas de con azulete.

Una vez pegada la moldura limpiar los restos de cola, se hace la masa de escayola para repasar las juntas y empalmes ayudándose de los carriles o cepillos, cucharilla y cuchilla de escayolista.

Al aplicar la pintura debe estar seco por completo hasta que desaparezca todo rastro de humedad para evitar desperfectos.

 

Además de decorar, la moldura permite disimular posibles pequeñas curvas o imperfecciones de las paredes en el caso de paredes no maestreadas. En el pasado, cuando las técnicas en enlucido de yeso no eran las correctas, la moldura de escayola solía colocarse con una separación a la pared de (+/-3cm) y así disimular el encuentro del techo con la pared.

 

Consejo: Las molduras pequeñas se pegan facilmente, basta con mantener cada pieza unos 3 segundos, para escocias o molduras de mayor peso y tamaño, unos clavos acerados nos serán de utilidad para fijar mientras seca el pegamento cola.


Llamar

E-mail